Puede que estés pensando en portear a tu bebé, pero saber cómo hacerlo cuando estáis empezando es importante, por eso, os traemos de la mano de Susmatronas (Susana Bravo) las 10 claves para el porteo de tu bebé.

10 Claves para el porteo de bebés

1- Posición correcta de las caderas: esta posición nos referimos a la postura de ranita, estando las rodilla más altas que las caderas. Siendo esta posición la ideal para el correcto desarrollo de sus caderas tan inmaduras, ya que no les carga en peso en los genitales, sino en las piernas y caderas, estando el peso distribuido.

2- Posición C de la espalda: El el porteo de tu bebé se deben de colocar las piernas en forma de M o ranita, la curvatura de la espalda se coloca en su forma natural en los bebés, respetando la posición que tenían en el feto, favoreciendo así su desarrollo.

3- Pegadito el cuerpo: la mejor manera de levantar peso es bien pegado al cuerpo, y por esta razón deben ir los bebés bien pegaditos al cuerpo del adulto que portea.

4- Altura del besito: decimos que la cabeza de nuestro bebé, tiene que estar a la altura que podamos darle un besito sin esfuerzo.

5- Nariz libre: debemos asegurarnos que el bebé tiene su nariz libre para que no le impida respirar, ya que, al ser tan pequeños pueden intentar oler a su mamá o su papá (generalmente quien les portea) y esto le lleve a poner su cabecita en zonas donde pueda llegar a ahogarse.

6- Barbilla y pecho del bebé separados: cuando la barbilla del pequeño se toca con  su propio pecho va impidiendo poco a poco el paso del aire llegando incluso a saturaciones de oxígeno que pueden llevarlo a la asfixia. Este tipo de porteo no es correcto.

Elige el porteador que mejor se adapta a tu ritmo. Haz clic aquí.

7- Abrigado: cuidado con abrigar en exceso al pequeño, ya que producen arrugas e impiden que se encuentren cómodos. Es mejor ponerte un abrigo de porteo o incluso poner la mochila fuera del abrigo y usar un cobertor polar especial para portabebés.

8- Calcetines: es recomendable usar calcetines en lugar de pantalones donde incluyen los pies, ya que cuando están flexionadas las piernas, tira de la zona de los pies.

9- Uso de collares: no es recomendable el uso de collares con pequeñas piezas que se puedan desprender, ya que en el porteo de tu bebé puede existir riesgo de atragantamiento. Existen en el mercado collares de lactancia, que son muy suaves al tacto y que pueden ir chupando el bebé.

10- Uso de cocina o utensilios de calor mientras se portea. Mientras estamos cocinando no debemos tener el bebé encima de nosotros, ya que existe el riesgo de salpicaduras. Al igual que con la plancha, con cualquier descuido puede quemarse produciendo graves lesiones.

¿Qué mochila elijo?

Hay múltiples mochilas para el porteo de bebés en el mercado, pero saber cuál es la que mejor se adapta a la edad del pequeño, su comodidad y la de la madre, así como a los gustos de los padres es esencial y para mí la marca estrella en estos puntos son las mochilas de Caboo que reúnen todos los requisitos de seguridad, y además son de tejidos suaves y adaptables a la edad del bebé. Estas mochilas están adaptadas para soportar desde los 2,3 kg hasta los 14,5 kg.

Pero, si tu bebé es más mayor, la DXgo puede llegar a aguantar desde los 6,5kg hasta los 20kg.  

Textos y fotos de: susMatronas