Las muselinas son un material ideal para cualquier recién nacido, sobretodo para los recién nacidos en época de calor excesivo, ya que tiene multitud de usos.

Las muselinas han ido evolucionando, con diferentes materiales, cada vez más suaves y frescos (algodón o bambú), diferentes tamaños y colores;  pero siempre han estado ahí, bajo el nombre de “gasa para el bebé”.

Poco a poco se va añadiendo cada vez más en las canastillas para el hospital a cualquier futura madre, haciéndose un hueco entre los imprescindibles para cualquier maternidad.

Los usos de las muselinas son diversos y funcionales.

  • Envolver o arrullar a nuestro bebé para sentirlos seguros y un método para aliviar los cólicos del lactante 
  • Objeto de apego, con el que se acostumbra a su olor y a su tacto, y estar con su “mantita” se sentirá como estar con mamá
  • Son ideales para la limpieza de la carita del bebé, ya que está realizado con un material suave y natural y no irrita nada su carita con la piel tan delicada.
  • También sirven para la limpieza de nuestro pecho en el caso de darle de mamar.
  • Podemos usarla como babero para expulsar los gases, toma de biberón o incluso el pecho.
  • Si la colocamos sobre la silla del coche, evitamos que el bebé sude en exceso, ya que transpira y evita que se quede pegado.  
  • Además es un trapito tan fino, tan bonito y tan suave que seguro que le sacas más usos de los que te puedes imaginar (disfraces para niños mayores, tapar a sus muñecos cuando juegan…)

Pero a pesar de estos numerosos usos, hay algunos usos que no aconsejamos ya que pone en riesgo la seguridad del bebé sin darnos cuenta.

Nos referimos, principalmente,  a la TIENDA DE CAMPAÑA en el carrito, para evitar el sol en el interior del carro.

Al tapar el cochecito, lo que hacemos es aumentar la temperatura interior ya que los rayos solares continuan pasando, ya que las muselinas son muy ligeras.

Si en algún momento, estamos con mucho sol, podemos poner la muselina sobre el carro, pero con una serie de recomendaciones de seguridad:

Debemos evitar que se caiga encima del bebé, ya que él tiene la movilidad reducida y no podría quitárselo.
En el caso de las muselinas que están adaptadas a las sillas de coche del Grupo 0/0+, no hay problema, ya que están bien acopladas y no se caen encima del bebé

  • Debemos tener en cuenta que siempre tenemos que ir viendo la carita del bebé de una manera frecuente o muy frecuente, y adaptando la posición del cuello (barbilla separada del pecho), lo podéis  ver en el post: Como elegir un portabebes  en el apartado: portear de forma segura.
  • Otro es tapar la carita del bebé, para que se duerma (esto también lo unimos a los dudús). JAMÁS, y repito, JAMÁS, DEBEMOS DE TAPAR LA CARA DE UN BEBÉ.

LA CARA DE UN BEBÉ SIEMPRE TIENE QUE ESTAR DESCUBIERTA Y CON LA NARIZ LIBRE. (cuando vives como profesional situaciones de emergencia por estos usos indebidos de diferentes objetos,  hacemos mucho hincapié en que no se vuelva a producir)

Salvando estos dos comentarios (evitar que se caiga encima la muselina en el carro, y tener la carita libre del bebé), LAS MUSELINAS SON IDEALES para cualquier época del año, sobretodo con la llegada del calor.

Textos: susMatronas